Plaza Francisco Vicente y calle Mayandía o Vigamarín

Nº 1. El viejo ayuntamiento y la casa de los maestros. El balcón de la derecha es de la escuela de párvulos hoy reconvertida en biblioteca, allí me inicé yo con tres años, pagando mi madre por que me cuidara la maestra mientras ella se iba al campo. Teníamos miedo a la carbonera, espacio oscuro y hondo que había sido calabozo. Debajo de la escuela estaba el ayuntamiento dividido en dos espacios: secretaría y alcaldía. En mis años el secretario ya se había apropiado de la alcaldía y el espacio de la secretaría era almacén. Si alguna vez ibas por el ayuntamiento, ibas con miedo y solicitando su permiso. Recuerdo la mesa de madera y la colección de sellos de caucho en un expositor de madera circular.

Nº 2. Era la casa de los Españas, alli vivía en 1928 Mauel Gimeno Jaraba y su esposa Irene España. Aun recuerdo, ya mayor a Dª Irene a quien mis padres compraron las Planillas, la Juansomera y la Cerrada cuiando los hijos se fueron a Zaragoza (José María y Manolo). Más tarde mis tío canaleras, José Barranco e Irene Hernández le compraro media casa, la parte baja, y años después la parte alta. Hoy esta vacía. Mi tía en una residencia y su hija Margarita por Zaragoza. En cierta ocasión, rebuscando por los graneros, encontre frascos de cristal de la época en que hubo farmacia.

Es una de las casas que más actividad desarrollaba en mi niñez. Allí vivían Paco Sánchez, el "zapatero" y su mujer Petra Jimeno Castán, la ronca. De aquella época no recuerdo a su hijo Paco ni a Esther Enciso a la que criaron. La entrada a la casa está por la calle Goya, pero la puerta de la plaza daba acceso al bar que regentaba Paco, con la barra a a derecha, mesas de marmol gris y un cuarto al fondo con futbolín. Me viene a la meoria las bandejas de merengues que vendían para San Blas. Petra tenía carnicería en la parte baja, en un cuarto alquilado a los desiderios y en los últimos años le comprábamos helados de hielo. En la esquina de la fachada había una madera con ganchos donde se oreaban las reses sacrificadas.

Mayandia 2. Era el cafe de la tía Ángela, no le recuerdo, aunque sí tengo visiones de un bar en la planta baja pero creo que lo llebaba Josefina, su sobrina. El matrimonio estaba formado por Josefina Gómez y el cherde Francisco Barranco, genealogía 10, que tuvieron dos hjos: Alejandro y Anselmo. anselmo emigró a EE.UU. y alejandro se quedó en la casa familiar. Durante uos años hubo una centralita telefónica en el segundo piso.Destacar que la fachada que da a la plaza no es la principal, sino la lateral y sobre ella apoyaba la vieja iglesia.  Al hundir la iglesia suponemos que se abrieronlos vanos de las ventanas y la puerta que ahora utiliza Alejandro. El tejado no vierte a la plaza sino hacia la umbría.

Mayandía 1. Aquí he conocido al matrimonio de Nicasio Jimeno y Paula Castillo. Antes creo que vivieron por la calle Rafael Monares. De los 4 hijos que tuvieronyo solo he conocido a 3: Jesús Angel, José Carlos y Ana. Recuerdo a José Carlos de pregonero, y tambien la época en que se usaba un cuarto del patio como sucursal bancaria de la caja rural del Jalón.

Mayandia 3. En este porta recuerdo a una señora llamada Adela Longares, hija de los carpinteros y algunos de sus hijos. Hoy la casa es de su hija Gloria Vicente Longares que pasa largas temporadas con su marido el taxista. A ras de calle se ve una ventana de bodega, tengo entendido que era de Manuel Cubero, el cantinero. Hoy está llena de escombros. La puerta pequeña es la entrada a un cuarto donde un tío del actual propietario, Miguel Angel Ruiz Castillo, cortaba el pelo. Creo que en alguna ocasión tambien sacaban las muelas alli. Puede ser erróneo.

Este rincon de la plaza está numerado con el 6 y el 7.

Nº 6. Siempre ví alli a Margarita Jimeno Barranco, hermana soltera de mi tío Andrés. Era la casa familiar y al quedar los hermanos huérfanos, Margarita, la mayor, se hizo cargo de ellos. Vivía de algunas tierras y de arrendar cuartos a veraneantes y más tarde como posada de transeuntes y personas mayores. Entre ellas estuvo el tío Feliciano, molinero de Orera, o el tío Manuel y la tía Martina de La Aldehuela, el Ballasteros..... A mi madre le solía comprar bastante verdura. Recuerdo que nos preparó una merienda de crios cuando salimos a bendecir las casas en el mes de mayo. Tras su muerte la casa está en venta.

Nº 7 Le llamamos la casa de los gemelos, por los hermanos Andrés. Al que recuerdo, ya mayor, es a León Olves, el abuelo, sentado en un sillón de anea en la replaceta. Hoy está cerrada. Su hija Lucila casó con Ernesto,electricista de Tobed. Hoy su hija Carmina, heredera, está casada con uno de los gemelos, Pepe Andrés Sanjuan