Las acequias

Una acequia (del ár. hisp. assáqya, y este del ár. clás. sāqiyah, irrigadora) es un canal por donde se conducen las aguas para regar. SABER MÁS

Nuestro municipio, montañoso él y con abundante agua en el pasado, está plagado de acequias. Unas nacen en el río Grío mediante azudes, otras en el barranco del Val, y otras de pequeñas balsas o nacientes.

A mediados del siglo XX la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) obligó a inscribirlas en un registro tras documentar el caudal y las tierras de regaban. Por esos años se creó la Comunidad de regantes de Santa Cruz de Grío que abarca a las acequias más importantes. La comunidad es la representante legal ante la CHE pero en la práctica cada acequia funciona por su lado. En cierta ocasión que se modernizó la acequia de la Canal, la más importante por número de regantes y tierras regadas, tuvo que ser la comunidad la que firmó el papeleo.

Hoy algunas de ellas estan muy deterioradas ya que cada vez hay más campos abandonados y menos santacruzanos para regar y mantener las acequias.

No sabemos como se construyeron, siempre se dice que fue cosa de moros, poero el funcionameinto es similar en todas. Por la primavera, tras las lluvias, se limpiaban entre todos los regantes que pudieran ir a trabajar. Despues el encargado pasaba cuentas según las horas de cada regante y unos pagaban y otros cobraban. Para este menester se solía echar una derrama por horas.

El riego se hacía mediante el jarbe en el que se tenía apuntado la duración, semanal en la mayoría y de 21 días en la Canal, el riego de cada campo y alguna especifidad. Como curiosidad comentar la concordia de 1597 entre La Aldehuela y Santa Cruz por los riegos de la acequia de la Canal y los pastos.