Etnología

Es otra de mis aficciones. Yo lo achaco a mis primeros años en el pueblo, el haber mamado la vida rural tradicional con mis padres y vecinos. Su forma de trabajar la tierra en poco se diferenciaba de nuestros ancestros de siglos pasados. En una sola generación todo ha cambiado. Y alguien debe guardar la memoria. Los coleccionistas ponemos nuestro grano de arena, nuestro tiempo y nuetro dinero. Que la sociedad lo disfrute es lo que nos mueve.

El capítulo lo voy a dividir en 8 apartados y los testos estarán siempre relacionados con las fotos.

ACEITE. El olivo ha sido básico en la triada mediterránea, se conoce desde la antigua Grecia y en nuestgro río tuvo un gran avance en el s. XVIII. Nuestra variedad, la racimilla, es única y adaptada a los rigores del invierno. Recordar que estamos en el límite de su cultivo. El campo de Romanos o el río Perejiles ya no hay plantaciones por su clima más riguroso. Llegamos a tener 5 molinos.

VINO. Segundo producto mediterráneo. Quedan abundantes topónimos de su antigua riqueza: Valdelasviñas, el Parrizal. Antiguamente se decía que se podían cultivar las cepas con azadas de plata. Muchas son las bodegas que aun persisten en el pueblo. Unas, pertenecientes a los vinateros, se localizan en la parte baja de la Hoya, zona muy fresca. Otras, particulares, están excavadas bajo las casas y servían para guardar el vino que consumía la familia.

PAN. Trigo, cebada, centeno, de todo se cultivaba para consumo de las personas o de los animales. El horno, el de la tía Sabina. No he conocido hornos particulares como en La Aldehuela o Viver.

ANIMALES. Unos para el cultivo de las tierras y el transporte: mulas y burros, antiguamente tambien bueyes y vacas. Otros criados para la mesa: gallinas, conejos, cerdos, cabras, ovejas... Y otros para su venta fuera del pueblo: corderos y algún jamón de cerdo.

HERRERÍA. Imprescindible en todos los pueblos para tener a punto las herramientas del campo. Celestino y Primitivo Romeo eran nuestros herreros, luego vino D. Agustín, y el último fue Antonio Hernández, el caracolas. Para muchos vecinos, a pesar del cansancio de la jornada, era imprescindible la charrada en la herrería mientras esperaban su turno para aguzar barrones, picos o soteras.

CARPINTERÍA. Puertas, ventanas, mesas, escaleras, alacenas y un sin fin de trabajos salían de los bajos de la calle Costa donde tenía su carpintería Benito Longares Cubero.

TEXTIL. Imprescindible para el vestir, pero tambien para el campo, los animales o la casa. Todos los pueblos tenían sus telares y sus pelaires(RAE "Encargado de preparar la lana que ha de tejerse"). Es famoso en el río el dicho: "En Santa Cruz pega el sol, en La Aldehuela los aires, en Tobed las buenas chicas y en Codos todos pelaires". Lana de las ovejas pero tambien zumaque para las curtidurias de Brea o Calatayud.

OTROS. Cajón de sastre para cualquier cosa que no pueda meter en los anteriores. Me viene a la cabeza los objetos religiosos, musicales, curanderos, de la casa ...etc.