Cerámica aragonesa.

Diferenciamos la cerámica de la alfarería por llevar una capa de estaño bajo la cubierta plúmbea que le da un color blanco de fondo. En la mayoría de las ocasiones se complementa con decoración. El tipo de decoración nos ayuda a datar la piezas. Muy dificil del XV para atrás, pero muy facil del XVI al XX gracias a los estudios de la doctora María Isabel Alvaro Zamora. Su obra maestra, "Cerámica Aragonesa" en 3 volúmenes está editada por Ibercaja. Tradicionalmente se nombran de tres alfares: Muel, Villafeliche y Teruel. Las fuentes documentales y los hallazgos de cascotes nos hablan de otras localizaciones menores: Huesca, Cuarte, Morata de Jalón, Calatayud, Chodes...la mayoría tuvo una vida efímera ya que habían nacido a la sombra de los tres primeros. Posiblemente el más interesante sería Calatayud, con la familia Çulema, pero está poco estudiado.

Os preguntaréis como se consiguen piezas de más de 100 años. En mi caso destacan dos fuentes: En primer lugar las comprasde los años 90 a José "el pocero" ya difunto. José había trabajado de joven en las graveras y en la construcción. Se conocía al dedillo las obras de Zaragoza y a sus palistas. Unas veces compraba a los  obreros de las obras lo que salía al excavar las cimentaciones de los edificios nuevos, y otras rebuscaba en las manchas negras de afloraban al romper un pozo negro antiguo.La segunda fuente importante ha sido José Pérez, coleccinista que compraba a José y restauraba piezas incompletas. Esporádicamente sale piezas en el rastro de Zaragoza y en las páguinas Todocoleccion y Ebay. Suerte.

 

ALFARES: Muel, Villafeliche, Teruel, Morata de Jalón, otros. Disfrutar de las piezas.     FOTOS