El baile de la escoba en la década de los 60.

La plaza llena para San Blas.

  Es una instantánea tomada en la plaza del reloj desde un punto elevado, posiblemente desde el balcón de la casa de Margarita. Tomada a fines de los 60, se reconoce a muchas personas. Entre ellas vemos a Nazario Júlvez, mi tío Pedro Hernández "chinchan", Asunción Galán, Eduardo Maya, José María Hernández, la Ramona, el Alfonsito, los "molineros" Miguel y José María, Elias, Justo, Salvador, Aurelia "la generosa", Luis el "molinero", Galindo, Jaime "el carraña", Raimundín, Dorita, Anselmo, Ascensión...

   Tengo un grato recuerdo de Alfonso, de los "cacunes", trabajaba en TUZSA y cuando enfermó, joven todavía, me vendió una prensa de vino que tenía en gran estima. La sacamos del cuartillo con la ayuda de dos rusos que por aquellos años vivían en Santa Cruz, Vladimir y Alexis. El plato pesaba lo suyo.

   De todos ellos tengo recuerdos. Las fotos ayudan a no dejarlos morir. Aprovecho para nombrar a Luis Santed, el "molinero", hijo de la tía Anica. Cuando yo era pequeño, mis padres le vendían la fruta, en especial las cerezas del "olivar", campo que teníamos a medias. Su mujer, Aurora, subía al campo a carear la banastas de madera, forradas por dentro de espigones y atadas con alambres.