El guateque.

 

 

    La aparición de las peñas o guateques fue una revolución en los años 70. El desarrollismo de los años 50 y 60 posibilitó unas fiestas patronales más variadas y costosas. Los conjuntos musicales sustituyeron a las bandas de músicos de La Almunia de Doña Godina o Miedes.  Las bodegas dieron paso, en caso de los jóvenes, a las peñas abiertas solo para las fiestas y a los guateques de fin de semana. Dos novedades les hacían atractivos: los tocadiscos habían bajado de precio, y las chicas tambien participaban sin el control de sus mamas. Por primera vez los jovenes disponían de un espacio propio.

 

    En la foto aparecen tres jóvenes: Salvador Muñoz Gil, Constantino Castillo y José Pérez "camparrinos". Las paredes se adornan con los conjuntos de moda o las artistas del candelero.

 

    El camparrinos, que había nacido en La Aldehuela, vivió en Santa Cruz de Grío con su madre, Inés. Siempre fue pastor y un guerguista nato. Su corazón no aguantó y un día se lo encontrarón en el camino del "Pedregoso". Sirva esta foto de recordatorio.