Las fiestas de San Blas en El Noticiero. Serafín García.

Un grupo de... jóvenes de buen humor que han amenizado las fiestas

Se trata de un artículo periodístico enviado por Don Serafín Gracia Jimeno, parroco de La Aldehuela, a El Noticiero de Zaragoza con motivo de las fiestas patronales. El original lo conserva una sobrina, Isaura Ferrar Gracia, cuya familia emigró a Barcelona a consecuencia de la guerra civil. El artículo se divide en cuatro partes: entradilla justificativa y desarrollo de las fiestas en tono de baturro guasón, foto de jóvenes divirtiendose con un burro, y cronica de sociedad en tono serio y sin olvidar al estamento eclesiástico.

... ... ... ... ... ... ... ... ... .

De Santa Cruz de Grío

Las fiestas de San Blas.

Sr. Director de EL NOTICIERO

Muy querido siñor mio:

M'alegraré qu'al recibo

d'estas mis cortas letricas

s'halle bien, yo aunque un poquico

amoscau y sin arranques

ni aun pa espantar un mosquito

(tras de fiesta y cofradía

no es güen día en nengún sitio) 

pues, como l'iba diciendo,

como quiá qu'usté me dijooooooo

que le digiera "o digiese"

(así hablan ahura lo chicos

que saben ya más que Lepe

cuando aun cuasi no han nacido)

lo que pasara en las fiestas

d'este leal y noble pueblo,

pa podelo desiguida

ponelo en el periódico;

por no esatender su ruego

hoy me decido y l'escribo.

Ahí tié, pues, en cuatro linias

las cosas qu'han sucedido.

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

Cuasi todo como siempre,

y dispués, claro es, comimos,

día dos de los corrientes,

a las doce u más y pico,

se bandiaron las campanas

(que tién el mismo sonido

qu'en los años anteriores)

y limpués, claro es, comimos.

(Hi sabido qu'aquella hora

otros ya habían comido).

La música de L'Almunia

llegó a las tres u las cincooooo

y ns tocó un pasacalles

d'esos de "ven aquí amigo".

Dispués tol mundo a copletas

y d'alli a cenar seguido

pa inos luego a los cafeses

u al baile u al catrecico,

que creo de todo habría

en los viejos y en los chicos.

El día 3, día grande,

día de San Blas bendito

hubo una misa solene

de tres en ringle, y el hijo

de Juan Manuel, d'Iogés,

mosen Miguel, nuestro amigo,

nos atizó un sermonazo

como nunca himos oido.

Dispués hubo un gran refresco

en la casa Ayuntamiento,

y tan y mientras tocaron

varias piezas los musicos.

En fin, que fué cuasi todo

exactamente lo mismo

qu'en los años anteriores.

No ha ocurrido nada dizno

de ponelo en los papeles;

solamente el sermoncico.

No ha habido una mala riña,

ni una muerte, ni un herido,

que yo sepa, ni disgustos,

ni el más pequeño estropicio.

¡Esto es una balsa azaite¡

Tan solo himos alvertido

gran aumento en los güespédes

y un espantoso apetito.

(A mi m'han caido deciocho

qu'a lo tonto s'han comido

una cabra y dos corderos,

siete conejos casinos,

varias aves, antipalte

d'un choto y medio tocino).

¡Conque ahura usté s'imagine

q'humorcico será el mío¡

Resumen total de fiestas:

q'himos comido y bebido

con mejor gana que nunca

(más que l'orilla d' un río)

las magalenas a alpadas,

las costillas por castigo,

usando vasos pa copas

y cóñas en vez de vinos,

así qu'a usté no le extrane

qu'estuviámos todos chispas.

¡Que pitímas, que melruzas,

que curas, amigo mío¡

Se paicia esto a Tulquía

según me dice mi tío.

En fin, ya lo sabe todo,

y lo que no, por lo dicho,

podrá usté ponelo en claro,

y el encargo está cumplido.

Reciba, pués, el afecto

d'este su más leal amigo.

... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

POSDATA

De parte de la Nicasia

en un talego l'envío

almú y medio de judías

y una docena e chrizos

pa que tos los redatores

se reunan como amigos

y armen una cuchipanda

que desfruten de lo lindoooooooo.

De sociedad

Con motivo de las fiestas ha sido grade el número de personas que ha venidoa honrarnos con sus presencia, contándose entre ellas casi todos los hijos de la localidad que, por circunstancis diversas, vense obligados a residir lejos de nosotros. Imposible consignar a todos y nos limitamos a aquellos que acuden en primer término a nuestra menmoria. Hemos tenido sumo gusto en saludar a don José María Ochoa y señora doña Elisa Sánchez, nuestros queridisimos añigos, residentes en Zaragoza y propietarios de esta villa; a don Francisco Castillo, secretario de Langa; don José Yagüe, párroco de Tobed; don Santos Asensio, párroco de INoges; don Miguel Velilla, coadjutor de Morata de Jalón; don Serafín Gimeno, arcipreste de Corella;don Félix Gimeno, ecónomo de Contamina; don Julio Gutiérrez, don Pascual Gil maestro nacional; don Custodio Usón, de Orera; señoritas Valentina Gimeno, Virtudes Gutiérrez, de Cervera, etc., etc.- Serafín García.