Título

BASES MÍNIMAS para el trabajo rural en la provincia de ZARAGOZA.

 

 

Se trata de un pequeño librito de 20 + 12 páinas impreso por la casa Perruca de Calatayud que lleva por subtítulo: "Decreto de 26 de marzo de 1936, relativo a los Registros de colocación obrera y artículos de la Ley de 27 de Noviembre de 1931 y Reglamento de 6 de agosto de 1932". Esta legislación de la IIª República vino a poner orden en las relaciones laborales del mundo rural. Algunos artículos nos llamaran la atención si los miramos con ojos del siglo XXI, pero en su gran mayoría supuso un gran avance en los derechos laborales. Poco después todo se iría al garete.

 

JURADO MIXTO PROVINCIAL DEL TRABAJO RURAL DE ZARAGOZA

Bases mínimas para el trabajo rural en la provincia de Zaragoza.

CAPÍTULO I

De la contratación de trabajo.

Artículo 1º Se contratarán los obreros con arreglo a lo dispuesto en la ley de Contratación Obrera de 27 de Noviembre de 1931 en su Reglamento y en lo dispuesto en el Decreto de 26 de Marzo de 1936.

Cuando una explotación agrícola caracterizada por la unidad de dirección, herramienta, ganado y, en general, material de cultivo abarque más de un término municipal, el patrono podrá elegir para contratar sus obreros una de las oficinas de colocación correspondientes a los términos municipales a que se extienda su cultivo, obligándose a acudir a ella por un plazo equivalente al de la vigencia de las presentes bases.

Si la explotación excede de dos hectáreas de regadío o cuatro de secano fuera del término municipal en que radique la oficina de colocación elegida se empleará en toda la explotación a los obreros fijos, y los eventuales se contratarán en la oficina del término municipal donde el trabajo haya de realizarse.

Art. 2º La contratación de obreros en la Bolsa podrá hacerse por un año, por temporada y por día y nunca a destajo ni par tarea mientras existan parados aptos para la labor a efectuar.

Art. 3º Cuando se contrate un obrero por un año o por temporada, si durante los ocho primeros días en que presta el servicio ninguna de las partes contratantes alega causa alguna de disconformidad, se entenderá que está conforme con el contrato.

CAPITULO II

De la jornada de trabajo

Art. 4º Queda prohibido el trabajo los días 14 de Abril, 1º de Mayo y 12 de Octubre.

Art. 5º La jornada de trabajo será de ocho horas pero cuando no existan obreros parados, y previo informe de la Bolsa de Trabajo local o del Presidente de las Asociaciones patronal y obrera legalmente constituídas, se autorizará por el Jurado Mixto el trabajo de horas extraordinarias, debiendo ser abonadas las dos primeras con el 25 por 100 y las otras dos restantes con el 40 por 100 de recargo.

Las mujeres no podrán trabajar más que dos horas extraordinarias al día, debiendo ser abonadas éstas con el recargo del 50 por 100.

Los obreros internos ajustarán su jornada a lo dispuesto en el artículo 24 del Decreto de 1º de Julio de 1931 sobre jornada máxima legal.

Art. 6º En cada localidad, por la Bolsa de Trabajo, se acordará el horario según las distintas temporadas, costumbres y las diversas modalidades del trabajo. Para que el horario se considere obligatorio se dará cuenta del mismo al Jurado Mixto del Trabajo Rural y permanecerá expuesto en lugar público, a los efectos de la Inspección del trabajo, todo el tiempo que duren las faenas a que se refiera.

Cuando las necesidades del cutivo lo requieran, el patrono podrá variar el horario, siempre que se respete el máximun de ocho horas como jornada de trabajo.

Art. 7º Siempre que la finca donde el trabajo haya de prestarse se encuentre a menos de una hora en la huerta o de hora y media en el monte del caso del pueblo se abonará como trabajada la mitad del tiempo invertido en el camino de ida, y cuando la distancia exceda de dichos límites, el tiempo invertido en la ida será de cuenta del patrono y la vuelta siempre de cuenta del obrero.

En las poblaciones diseminadas se considerará como punto de partida, para contar la distancia, el centro de contratación de obreros.

CAPÍTULO III.

Del trabajo de mujeres y niños.

Art. 8º Queda prohibido el trabajo de los menores de 14 años.

Art. 9º Las mujeres no podrán trabajar en faenas que por costumbre sean realizadas por los hombres mientras existan obreros parados inscritos en la Bolsa de Trabajo. Cuando la mujer sostenga un hogar en que no haya trabajadro que gane el jornal medio estipulado en estas bases se le autorizará para que trabaje simultáneamente con aquellos, y, en este caso, su jornal será un 10 por 100 inferior al que perciba el hombre.

En los trabajos que por costumbre sean realizados por la mujer no podrán ser utilizados hombres mientras existan mujeres inscritas en la Bolsa.

se considerarán labores propias de la mujer: despanojar o limpiar maiz, desquejar y limpiar, echar la planta y limpiar el plantero de la remolacha, coger oliva del suelo y desde el suelo y desborizar y atar injertos en los árboles frutales.

Según las costumbres de cada localidad, se donsiderará como trabajo a realizar indistintamente por hombres y mujeres: escardar cereales, la recolección de la uva y la recogida de la alfalfa.

CAPÍTULO IV

Del trabajo de los familiares y obreros internos.

Art. 10 Todo cultivador podrá emplear en sus trabajos (aun cuando no estén inscritos en la Bolsa de Trabajo) a todos aquellos que vivan bajo su mismo techo, siempre que tengan cumplidos los 14 años.

Art. 11 Son obreros internos o asalariados aquellos que viven en la misma casa del patrono agrícola, trabajan en las faenas del campo y están contratadois por años o por tgemporadas de un mes como mínimun.

Si los obreros internos o asalariados e hallaran casados podrán, siempre de acuerdo con el patrono, dormir en sus respectivas casas.

Dentro de estos obreros interno habrá tres categorías: mozo mayor, segundo mozo y mozo pequeño.

Art. 12 Se entenderá por agostero aquel obrero interno contgratado para una determinada campaña, cuya duración en ningún caso podrá ser inferior a un mes.

Art. 13 Son muleros aquellos obreros fijos, con el gasto o sin él, que de una manera permanente conducen caballerías, se hallen o no a su cuidado.

Cuando la contratación se haga con el gasto, en éste, como en todos los casos, se valorará en tres pesetas diarias éste.

Art. 14 Obrero fijo es aquel que sin vivir en casa del patrono, con gasto o sin él, desde el principio de su contrato hasta el final, trabaje sin interrupción con un jornal diario, exceptuando los domingos.

Art. 15 Los obrero a que se refieren los artículos anteriores podrán percibir su jornal todo en metálico y en especie y en prestaciones para los campos que cultive por su cuenta el obrero.

CAPITULO V

De la suspensión de trabajo y despido.

Art. 16 Cuando por causas independientes a la voluntad del obrero no pudiese dar comienzo el trabajo, vendrá obligado el patrono a abonar medio jornal.

Art. 17 Si por fuerza mayor (nieve, lluvia, etc.) se tuviera que suspender el trabajo, se abonará dos horas más de las trabajadas, siempre que no excedan de la jornada legal.

Art. 18 Son causas de despido, además de las reseñadas en el artículo 89 de la ley de Contrato de Trabajo, el hecho de que el obrero deje de trabajar voluntariamente durante más de tres días seguidos o que con su actitud provoque perturbación en el trabajo de sus compañeros.

CAPÍTULO VI

Jornales.

Art. 19 Los obreros internos asalariados, los agosteros y los fijos serán de libre contratación; pero el total de su jornal, ya se perciba todo en metálico, en especie y en prestaciones, no podrá ser inferior al 75 por 100 del joranl que corresponda a los peones eventuales en la localidad.

Art. 20 Cuando en la correspondiente tarifa no se marque jornal a los muleros se entenderá que son de libre contratación, bien entendido que los que tengan cuidado de mulas percibirán un suplemento de 0,50 pesetas al día sobre los que no lo tengan.

Art. 21 Los obrero especializados en podar, remoldar, jardineria, horticultura, fruticultura y arboricultura ganarán siempre una peseta más sobre lo marcado al peón eventual en cada localidad.

Art. 22 Los trabajos de siega y dalla serán de libre contratación.

Art. 23 Los trabajos con caballerías serán contratados con arreglo a las costumbres del lugar.

Cuando las yuntas se paguen con jornales no se admitirá la devolución de más de cinco yuntas por hectárea de secano y siete por hectárea de huerta cultivadas por el que devuelve en jornal.

Art. 24 En la recogida de la oliva los hombres ganarán 0,75 pesetas por hora, entendiéndolse siempre por hora trabajada. Las mujeres y menores de 17 años ganarán el 50 por 100 del jornal marcado para los hombres.

En cada localidad podrá señalarse el horario aplicable a esta recolección conforme a las costumbres establecidas.

Art. 25 En la limpieza de acequias se ganará el jornal asignado a los obreros eventuales en cada época y localidad.

Art. 26 Para el resto de los trabajo se estará a lo que establecen las tarifas que a continuación se señalan para cada pueblo. Cuando se abone por horas, en todos los casos se entenderá por hora trabajada.

.......

PARTIDO JUDICIAL DE CALATAYUD

........

Zona 3ª Belmonte, El Frasno, Gotor, Illueca, Santa Cruz de Grío, Jarque, Mesones, Paracuellos de Jicola, Tobed, Villalba y Arándiga. Los obreros eventuales ganarán del 15 de mayo a 15 de Septiembre a razón de 0,75 pesetas por hora trabajada y el resto del año a razón de 0,65 pesetas, devengando las mujeres y menores de 17 años el 50 100 de lo asignado a los hombres.

Parido

Judicial

Eventuales

15/5 15/9

Eventuales

resto año

Mujeres y -17

5/5 15/9

Mujers y -17

resto año

Muleros

1º y 2º

Zaragoza 1ª 1 ptas/hora 5 pts día 4 ptas día 6.80 - 6.30
Zaragoza 2ª 0.8 0.65 3 3 5.25 - 5
Almunia 1ª Idem Zaragoza 1ª
Almunia 2ª 0.9 0.8 4 3 6 - 5.5
Almunia 3ª Idem Zaragoza 2ª
Ejea 1ª 1 60 %  
Ejea 2ª 0.75 50 %  
Ejea 3ª 0.65 50 %  
Sos del Rey 1ª 0.7 50 %  
Sos del Rey 2ª 5 ptas dia 50 %  
Borja 1ª Idem Zaragoza 1ª
Borja 2ª 0.9 0.75 50 %  
Borja 3ª 0.75 0.65 50 %  
Tarazona 1ª 0.9 0.75 50 %  
Tarazona 2ª 5 ptas día 50 %  
Calatayud 1ª Idem Zaragoza 1ª
Calatayud 2ª 0.9 0.8 50 %  
Calatayud 3ª 0.75 0.65 50 %  
Calatayud 4ª 5.5 ptas día 5 ptas día 50 %  
Ateca 1ª 0.85 0.75 50 %  
Ateca 2ª 0.7 0.65 50 %  
Ateca 3ª 5.5 ptas día 5 ptas día 50 %  
Daroca 1ª 0.75 50 %  
Daroca 2ª 0.7 50 %  
Daroca 3ª 0.65 50 %    
Belchite 1ª 0.9 0.8 50 %    
Belchite 2ª 0.8 0.75 50 %  
Belchite 3ª 0.75 0.65 50 %  
Cariñena 1ª 0.8 50 %  
Cariñena 2ª 0.75 0.65 50 %  
Pina de Ebro 1ª Idem Almunia 2ª
Pina de Ebro 2ª 6.75 pta dia 5.20 ptas día    
Pina de Ebro 3ª Idem Zaragoza 2ª
Caspe 1ª 0.95 0.75    
Caspe 2ª 0.9 0.75 50 %  
Caspe 3ª 0.8 0.65 50 %  

 

CAPÍTULO VII

De los pastores.

Art. 27 Los mayorales ganarán 5 pesetas de jornal y podrán llevar 6 cabezas de ganado propias, que se alimentarán con pastos del patrono.

Los rabadanes ganaran 4,50 pesetas de jornal y podrán llevar en el ganado del patrono cuatro ovejas.

Los zagales de 16 a 18 años ganarán 2,50 pesetas de jornal y podrán llevar dos ovejas en el ganado del patrono.

Los zagales de 14 a 16 años ganarán 2 pesetas de jornal y tendrá también derecho a llevar dos ovejas en el ganado del patrono.

Art. 28 Los pastores de ganado vacuno, en el monte, ganarán un jornal equivalente al de los pastores de ganado lanar.

Art. 29 Los pastores de reses bravas serán de libre contratación.

Art. 30. De no constar por escrito en contrario, se entenderá que los pastores se contratarán siempre por año.

ADICIONAL

Estas bases tendrán un año de vigencia, a partir del día siguiente a su publicación en el "Boletín Oficil" de la provincia, y si con tres meses de anticipación a su vencimiento no fuesen denunciadas se entenderá que se prorrogan por un año más.

Zaragoza, 23 de Abril de 1936.- El Presidente Antonio Bayona. El Secretario, José Bun y Soria

Se hacen públicas las anteriores bases de trabajo en el "Boletin Oficial" de la provincia advirtiendo a cuantos pueda interesar que contra las mismas pueden interponer recurso ante el exceletísimo señor Ministro de Trabajo, Sanidad y Previsión en término de diez días, a contar desde la fecha de su inserción en este periódico, recurso que deberá presentarse en las oficinas de este Jurado Mixtgo, calle de San Miguel, 16.

Zaragoza, 23 de Abril de 1936.- El Secretario José Bun y Soria

 

DECRETO de 26 de marzo de 1936, relativo a los Registros de colocación obrera y artículos de la ley de 27 de noviembre de 1931 y Reglamento de 6 de Agosto de 1932.

 

Artículo 1º De conformidad con lo preceptuado en el artículo 13 de la ley de 27 de Noviembre de 1931, relativa a colocación obrera, y en los artículos 67, 68 y 9º de las disposiciones transitorias del reglamento de 6 de Agosto de 1932, se declara obligatorio circunstancilmente, para patronos y obreros agrícolas, el acudir a las Oficinas o Registros de colocación con sus avisos de puestos vacantes o de falta de trabajo.

Asimismo se declara obligatorio, salvo para los empleos de confianza y especializaciones profesionales indicadas en el artículo 2º, que acepten los patronos a los obreos de las correspondientes categorías que se les designen, y los obreros, los empleos que les señale el organismo de colocación respectivo, admitiéndose tan solo la negativa de aceptación de unos u otros cuando esté fundada exclusivamente en los motivos que la ley marca.

La colocación de obreros se hará en los Registros y Oficinas por riguroso turno de inscripción dentro de cada especialidad o categoría, conforme al artículo 49 del reglamento mencionado, acudiéndose, cuando no hubiera inscritos suficientes o no fueran de aptitud profesional adecuada, al procedimiento de compensación fijado en los artículos 98 y siguientes del mismo reglamento.

Artículo 2º Los patronos agrícolas, no obstante lo dispuesto en el artículo anterior, podrán elegir directamente o en régimen de compensación, según corresponda, y tan sólo entre los inscritos en los Registros u Oficinas respectivos, el personal que necesiten para los cargos de confianza y trabjaos que se mencionan a continuación:

Aperadores, mayorales o mayordomos; caseros; cortadores o limpiadores de arbolado y obreros para elaboración de carbones vegetales; cosechadores y seleccionadores de fruta; cuadreros; desinfectadores de olivos y frutales y especializados en el tratamiento con cianhidricos; desvaretadores y tladores de olivos; especializados en la extinción de plagas, insectos y parásitos; especializados en la vinificación; especializados en los trabajos de molinos aceiteros; especializados en las industrias rurales, frabricación de quesos, mantecas, etc.

Esquiladores; extractores de cortezas y corchos; gañanes o muleros; guardas; hortelanos (regadores y hortelanos propiamente dichos) injertadores; pastores; peones y prácticos para auxilio de las faenas de parcelación y asentamiento; podadores de viña y arbolado en general; resinadores; sembradores; sulfatadores y encargados de tratamientos análogos; vaqueros (de establo y de sementales).

En las localidades de cultivo cerealista único de secano, no obstante la libertad de elección concedida a los patronos en este artículo, podrá establecerse, con autorización de la Dirección General de Trabajo, un turno bimestral forzoso de gañanes, con objeto de conseguir una distribución equitativa del trabajo.

Artículo 3º La infracción de lo preceptuado en los artículos anteriores será sancionada pr cada día y por cada trabajador contratado indebidamente, con multas que oscilarán del tanto al triplo del jornal o salario devengado por aquél, imponibles por los respectivos Inspectores provinciales de Trabajo, de oficio o a instancia de parte.

Artículo 4º Por los organismos competentes se procederá en el plazo de un mes a ultimar nuevas bases para el trabajo rural, de carácter regional o provincial preferentemente, donde se fijen jornal y, a ser posible, rendimientos mínimos, y se regule el empleo de mujeres y menores en el campo, con objeto de evitar competencias ilícitas y desplazamientos indebidos de trabajadores.

Dado en Madrid a veintiséis de Marzo de mil novecientos treinta y seis.- Niceto Alcalá Zamora y Torres. El Ministro de Trabajo, Sanidad y Previsión, Enrique Ramos Ramos. ("Gaceta" 27 Marzo 1936)

 

Ley de 27 de noviembre de 1931

 

Artículo 13.La noticia a la Oficina de colocación de las plazas vacantes o de la falta de ocupación será obligatoria para el elemento patronal y para el obrero, al solo efecto de las estadísticas de colocación y paro, y a demanda de las respectivas Oficinas.

No obstante, el Ministro de Trabajo y Previsión, oída la Subcomisión correspondiente del Consejo de Trabajo, podrá por Decreto aprobado en Consejo de MInistros, obligar a empresrios y obreros a acudir a las Oficinas de colocación correspondientes con sus avisos de puestos vacantes o de falta de trabajo; a que acepten los primeros los obreros de la correspondiente categoría y a que acepten los obreros los empleos que les designe la >Oficina. A los primeros, se les admitirá la negativa cuando esté fundada en falta probada de competencia o de probidad de los obreros, y a éstos, la que funden en la inadecuación notoria del empleo propuesto.

En todo caso, se exceptuarán de estas medias las Empresas que no ocupen más de cinco obreros o empleados y las profesiones domésticas.

 

Reglamento de 6 de Agosto de 1932

 

Artículo 67. El Ministro de Trabajo y Previsión Social, oída la Subcomisión correspondiente del Consejo de Trabajo, podrá, por Decreto aprobado en Consejo de Ministros, declarar obligatorio, lo mismo para los patronos que para los obreros, el dar cuenta a las Oficinas de colocación correspondientes, de las vacantes que tengan en sus explotaciones los primeros, y de la situación de paro en que se encuentren los segundos.

Artículo 68 Con los mismo requisitos podrá obligar a que acepten los patronos los obreros de la correspondiente categoría que les sea propuesto por la Oficina; igualmente podrá obligar a que los obreros acepten los empleos que les proporcione aquélla.

Sin embargo, admitirá la negativa de los patronos a aceptar los obreros que les proponga la Oficina, siempre que aleguen falta de competencia y probidad de los obreros, y que éstas sean comprobadas. A su vez, los obreros podrán oponerse a aceptar los empleos que les proponga la Oficina cuando notoriamente sea inadecuado para sus aptitudes.

Las Empresas y patronos que no ocupen a más de cinco obreros, quedan exceptuadas de lo preceptuado en este aretíkculo, así como los servicios domésticos.

Artículo 9º, transitorio. Con los requisitos en el artículo 13 de la Ley de Colocación obrera, se podrán dictar reglas obligatorias para patronos y obreros, respecto a la colocación de éstos y para una distribución equitativa y metódica del trabajo.

Artículo 49 La presentación de obreros a los patronos que los soliciten, se hará por riguroso turno de inscripción, dentro de cada especialidad o categoría. Si no hubiese ningún inscrito que reuna en absoluto las condiciones solicitadas, le serán enviados los de mayor afinidad, caso de tratarse de trabajo que no exija una especialización perfecta.

Artículo 98 Cuando la oferta no haya podido ser satisfecha por el Registro u Oficina local de colocación, éstos, después de practicar averiguaciones en los colindantes para ver si tuvieran posibilidades de servirla, y, en caso previa consulta a las Asociaciones profesionales obreras de la localidad y sus contornos, por si hubiera entre los afiliados a ellas personal en paro involuntario susceptible de ocupar la plaza, acudirán para cubrirla al procedimiento de compensación que se regula en el capítulo que sigue.